Aplazada la última etapa de la vuelta al mundo del Solar Impulse 2

La última etapa de la vuelta al mundo del avión propulsado exclusivamente por energía solar, el Solar Impulse 2, fue aplazada este sábado debido a un problema de salud del piloto.

"Estoy enfermo. Un problema de estómago. Prefiero aplazar el despegue del @solarimpulse. No puedo volar durante 48 horas en este estado. Lo siento", escribió Bertrand Piccard en su cuenta de Twitter.

El avión, que aterrizó el miércoles en El Cairo, debía despegar este sábado a las 22H00 GMT de la capital egipcia, en dirección de Abu Dabi, etapa inicial y final de su periplo que comenzó el 9 de marzo de 2015.

Desde el principio de esta aventura, dos hombres se turnan para pilotar el avión, los suizos André Borschberg y Bertrand Piccard.

"Piccard no se sentía bien. Estaba mucho mejor esta mañana. Pero esta noche se empeoró. Entonces, tomamos la decisión (...) no ha sido una decisión fácil, pero es una decisión sensata, por motivos de seguridad", dijo Borschberg a los periodistas que aguardaban en el Cairo el despegue del avión.

Piccard proviene de una familia de científicos, inventores y aventureros. Su abuelo Auguste inspiró al belga Hergé para crear el personaje del profesor Tornasol de la serie del intrépido periodista Tintín.

Solar Impulse 2 había despegado el lunes de Sevilla, en dirección de Egipto, tras un periplo de 3.745 kilómetros, realizado en 48 horas y 50 minutos.

A finales de junio, este avión pasó a la Historia al cruzar por primera vez el océano Atlántico.

El Solar Impulse 2, que pesa 1,5 toneladas y es tan ancho como un Boeing 747, vuela a una velocidad promedio de 50 km/h gracias a las baterías que almacenan la energía solar captada por unas células fotovoltaicas instaladas en las alas.

Durante la vuelta al mundo que emprendió hace ya 16 meses, Solar Impulse 2 hizo escala en Mascate (Omaán), Ahmedabad y Varanasi (India), Mandalay (Birmania), Chongqing y Nanjing (China), Nagoya (Japón) y Hawái (EEUU), donde tuvo que hacer una larga escala técnica de casi 10 meses para arreglar las baterías, dañadas en la primera etapa de su vuelo sobre el Pacífico, que duró cinco días entre Nagoya y el archipiélago estadounidense.

Tras la reparación, Solar Impulse 2 voló desde Hawái hasta Estados Unidos, donde hizo escalas en San Francisco, Phoenix, Tulsa, Dayton, Lehigh Valley y Nueva York.

El lunes 20 de junio el avión solar despegó rumbo a Sevilla, adonde llegó al cabo de 71 horas y 8 minutos de vuelo en solitario sin interrupción.

Cargando...