Errar es humano, sobre todo al hablar

Por Manuel H. Castrillón

 

Hasta el momento, que se tenga noticia, nadie ha vuelto ni de la muerte ni del ridículo. El pez por la boca, muere, es un viejo adagio que significa que deberíamos cuidarnos al menos un poco más cuando somos conocidos y expresamos con mucha ligereza algo como si fuera una profesión de fe. La tecnología y la ciencia no son una excepción y sobre todo cuando aventuramos algunas predicciones. Existe un libro encantador al respecto, Facts and Fallacies, escrito por Chris Morgan y David Langford, que recoge famosos gaffes de toda la historia en que han incurrido algunos famosos. Veamos algunos de ellos.

“La radio no tiene futuro”. (Lord Kelvin, presidente de la Royal Society, 1890-1895).

“¿Televisión? Nada bueno puede venir de este dispositivo. La palabra es una mitad griega y la otra mitad, latina”. (C. P. Scott, periodista y parlamentario inglés, 1846-1932)

“Los cometas no son cuerpos celestiales, sino que se originan en la atmósfera terrestre, por debajo de la Luna; todo lo celestial es eterno e incorruptible, pero los cometas tienen un comienzo y un final, ergo, los cometas no pueden ser cuerpos celestiales”. (Padre Augustion de Angelis, del Colegio Clementino, Roma, 1673)

“Yo podría llegar a creer que dos profesores yanquis mientan, pero no que caigan piedras del cielo”. (Thomas Jefferson, 1807)

“Las máquinas voladoras más pesadas que el aire son imposibles”. (Lord Kelvin)

“Creo que hay un mercado mundial para cinco computadoras”. (Thomas J. Watson, CEO de IBM, 1874-1956).

El director de la US Patent Office solicitó en 1899 al presidente norteamericano McKinley el cierre de esa dependencia oficial, ya que “todo lo que podía ser inventado ya fue hecho”.

“El sonido de la flauta cura la epilepsia y la gota”. (Teofrasto, 370-285 antes de Cristo).

“Los viajes en tren a alta velocidad no son posibles, porque los pasajeros, incapaces de respirar, morirían de asfixia”. (Dr. Dionysius Lardner, científico irlandés, 1793-1859).

“La idea de que la caballería será reemplazada por estos carros de acero es absurdo. Casi es una traición”. Dicho por uno de sus asistentes al mariscal de campo inglés Douglas Haig, mirando la demostración de un tanque durante la Primera Guerra Mundial, 1916.

Según algunas interpretaciones de unos versos de Nostradamus, la Tierra sería invadida por marcianos en 1999, cosa que evidentemente no ocurrió. Y si se refería a la película Marte ataca, esta fue estrenada en 1996.

Por todos estos ejemplos tengamos siempre en cuenta que “las predicciones son muy difíciles, sobre todo acerca del futuro”. (Neils Bohr, físico danés y premio Nobel, 1885-1962).

 

También te puede interesar:

3 apps para hacer capturas de pantalla de texto y compartirlas

Ehang 184: ¡casi como un carro volador!

El contestador automático. Más allá de que a muchos no les gustaba utilizarlo, en casi todos los hogares había, al lado del teléfono de escritorio (otra especie en vías de extinción), una ... más 
El contestador automático. Más allá de que a muchos no les gustaba utilizarlo, en casi todos los hogares había, al lado del teléfono de escritorio (otra especie en vías de extinción), una máquina contestadora para atender cuando no hubiera nadie. Hoy todas las telefónicas ofrecen el mismo servicio, pero sin ocupar espacio menos 
1 / 9
Yahoo en Español Noticias | Foto por Thinkstock
jue, 29 oct 2015 10:00 CST