La acera de enfrente

La Liga de la Leche

La lactancia es un vínculo de amor y cercanía entre madre y bebé; ayuda a que el infante se sienta en un ambiente similar al que tenía en el vientre de su progenitora. La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera a este alimento como el ideal para los menores de 6 meses a partir de la primera hora de nacidos; después de este periodo debe ser intercalado con otros alimentos como jugos y papillas hasta los dos años.

A pesar de la importancia que tiene para los bebés el hecho de lactar, hay mujeres que desde el primer día de tener a sus niños en brazos, les dan leche de fórmula. Las causas son diversas, ya sea porque deben trabajar y no les da tiempo de dar pecho, no logran producir leche o piensan que sus senos quedarán flácidos y no volverán a la forma que tenían anteriormente.

Esto ha alarmado a médicos pediatras y a millones de mujeres. Prueba de eso son los porcentajes que la OMS obtuvo en 2012 sobre la lactancia donde el 40% de los niños menores de seis meses a nivel mundial, consumen sólo leche materna. Las madres no conocen los beneficios de este alimento natural; entre ellos destacan el fortalecer el sistema inmunológico del recién nacido, lo cual le evita enfermedades como la diarrea y la neumonía, evitar un nuevo embarazo en el primer semestre después del parto, bajar el peso que se subió durante los nueve meses de gestación y tener pocas probabilidades de padecer cáncer cérvico-uterino y de mama.

Por esta razón y porque las mamás primerizas tenían dudas sobre cómo dar pecho a sus niños, se crea el 17 de octubre de 1956 en Estados Unidos La Leche League International por Marian Thompson, Mary White, Edwina Hearn Froehlich, Mary Ann Cahill, Betty Wagner Spandikow, Viola Brennan Lennon y Mary Ann Kerwin. Su nombre se debe a que en la prensa del país norteamericano consideraba la palabra breastfeeding (lactancia materna) como algo inapropiado, así que decidieron tomar la traducción de la palabra milk en español.

Los diez “mandamientos” de esta organización no gubernamental se resumen en cuatro temas, los cuales se pueden ver en la página oficial de la LLLI (http://www.llli.org/lang/espanol/filosofia.html): la importancia de lactar para el bebé y la madre; la salud y nutrición del bebé; la relación del padre con el hijo en los primeros meses de vida y el amor que los progenitores deben dar a los nuevos miembros de la familia.

Para 1964, la LLLI tiene distintas sedes a nivel mundial, una de ellas es México (en 1972 es fundada). El uso de la leche materna se promueve en 18 estados de la República Mexicana a través de grupos formados mayoritariamente por madres que comparten sus experiencias sobre cómo alimentar y criar a sus hijos. Además, se dan consejos de salud tanto para ellas como para los bebés y acerca de la relación con el padre del pequeño. Esto lo hacen de forma personal (reuniones mensuales) y vía teléfonos e internet, que se encuentran en http://www.llli.org/mexico.html.

Entre los comentarios hechos en redes sociales sobre la Liga de la Leche, destacan aquéllos escritos por mamás primerizas, donde exponen sus dudas sobre enfermedades que pueden contraer los lactantes y qué tanto la leche materna puede ayudar o afectar al niño.

Para ser parte de la LLLI en México, es necesaria una membresía. Si no se cuentan con los recursos para pagarla, la ONG pide una donación simbólica. El propósito de la organización no es lucrar con el conocimiento sobre algo para lo que no se nace sabiendo: ser madre.

¿Cómo te sientes después de leer este artículo?

Artículos principales

Cargando...