La acera de enfrente

La realidad de los antros Afterparty

En el verano, algunos mexicanos buscamos realizar actividades con las que nos deshacemos del estrés que nos genera la escuela, el trabajo, la familia y sobre todo el transito pesado que sufrimos en la mayoría de las calles de la Ciudad de México.

Hay personas que prefieren irse de vacaciones a algún Balneario, visitar algún Pueblo Mágico, alguna de las tantas playas que existen en el territorio mexicano, pero algunos otros aprovechan para juntarse con la familia utilizando cumpleaños, bautizos, primeras comuniones y bodas como pretexto.

Una vez que la festividad familiar ha concluido se comienza a planear lo que conocemos como AFTER PARTY, lo cual consiste ir a algún lugar a comer tacos o chilaquiles para “recargar baterías” y poder continuar la fiesta ya sea en la casa de los organizadores del festejo o en los sitios de moda considerados antros after party.

Estos sitios funcionan como un centro nocturno normal, en ellos se sirven bebidas alcohólicas, botanas, hay música y baile, pero la mayoría de estos lugares, como lo señala el periódico El Universal, en su nota Antros sin control en Naucalpan, viven en la ilegalidad, debido a que no respetan los reglamentos de normatividad  impuestos a centros nocturnos en cuanto a los horarios, donde se señala que deben cerrar a las tres de la mañana y estos funcionan en un horario de 3 am a medio día.

Debido a su ilegalidad en cuanto a horarios, los antros AfterParty han sido señalados como lugares en donde se vende bebidas adulteradas y drogas. Uno de los ejemplos más sonados es el establecimiento conocido como AfterHaven lugar donde el 26 de mayo desaparecieron 11 jóvenes del barrio de Tepito y en el que  de acuerdo con las investigaciones de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), laboraba una red de narcotráfico presuntamente responsable del secuestro de los jóvenes.

Aún cuando las autoridades tienen el conocimiento de que estos establecimientos violan las medidas de normatividad, han intentado intervenir para que estos lugares puedan extender su horario de operación, como fue el caso de la ex presidenta de Naucalpan Azucena Olivares que de acuerdo con el periódico El Universal intentó intervenir a petición de algunos empresarios de esta rama para poder legalizar estos giros rojos pero al ver que la ciudadanía no estaba de acuerdo prefirió respetar los reglamentos ya establecidos.

A pesar de que han sido denunciados estos establecimientos por la sociedad, no ha disminuido la cantidad de antros after que hay en la ciudad de México y sus alrededores esto debido a que son muy populares entre los jóvenes por sus horarios.

¿Cómo te sientes después de leer este artículo?

Artículos principales

Cargando...