La imagen del Senado que escandaliza a cualquier mexicano

Foto: CuartoscuroFoto: Cuartoscuro

Cuando uno menos lo esperaba resulta que son los honorables habitantes de la Cámara Alta los que ponen el ejemplo, en estos tiempos difíciles donde los precios del petróleo han hecho que ya no sea posible que administremos la abundancia ni amarremos a los perros con chorizo.

En un acto insólito, y por solidaridad con las clases populares, porque si a usted ya no le alcanza ellos también lo quieren sufrir, los senadores acordaron disminuir su sueldo y privarse de ciertos privilegios que valen mucho, pero creen que lo merecen.

Foto: CuartoscuroFoto: CuartoscuroAsí, en este año su dieta mensual pasará de 117 mil 600 pesos a la sorprendente y miserable cantidad de 117 mil 500 pesos. ¡Enorme! Que alguien proponga instituir un día feriado en su honor pues con eso nos demuestran que cuando se trata de austeridad, ellos sí saben cómo hacerlo.

Por si a usted se le ha dificultado hacer la cuenta de cuánto percibirán menos mensualmente (lo cual es comprensible dada la excelente calidad del sistema educativo instalado en un plantón y muchas marchas en la Ciudad de México), la cifra total de descuento es de 100 pesotes –los cuáles no representan ni el 0.10% de su salario habitual-,  con los cuales seguro se amortiguará ese gran hoyo presupuestario que no nos deja crecer a gusto y que pone al señor Videgaray a parir chayotes, mientras Agustín Carstens lucha por sostener el peso.

Pero como tienen el valor y les vale, también recortarán uno que otro gasto que si bien no los ubica aún como los legisladores que merecemos, si demuestra su infinita bondad y agradecimiento a todos aquellos que votaron por ellos, aún cuando sean plurinominales.

Foto: CuartoscuroFoto: CuartoscuroDe esta forma, ya no se les proporcionarán bocadillos y lonches en las visitas guiadas que organicen los senadores, lo cual es una afrenta para uno que anda en pesca de la torta y el refresco con fines institucionales.

También se les recortarán las raciones de galletas y bocadillos, así como el agua embotellada (de esa agüita que raspa la garganta nadie ha dicho nada), mientras los celulares serán pagados únicamente a los senadores y mandos medios (a los mandos bajos se les darán dos vasos unidos con un hilo para que no pierdan el contacto).

Ahora que, sí usted es de esos huelemoles que acostumbraban ir a las exposiciones o talleres que el Senado organiza nomás para que no los tachen de incultos, tome sus previsiones, pues los vinos de honor quedarán por completo suprimidos. Eso sí, si usted es jefe delegacional y participa en dichos eventos, no se preocupe, porque los ‘obsequios’ (no queda claro si es una partida presupuestal o una simple pluma) están garantizados.

Pero como una cosa es ser austero y otra maje, no se tocarán los privilegios que tienen por representar y defender los intereses de todos los grupos en los que no figura usted, es decir, mantendrán su aguinaldo de 40 días en fin de año, apoyos para traslado (quien se ría de usted por pensar en boletos del Metro tienen toda la razón de hacerlo), seguro de vida institucional de 40 meses de dieta bruta – por si algún bruto deja este mundo-, así como un seguro de gastos médicos mayores por mil 500 días de salario mínimo mensuales.

Foto: CuartoscuroFoto: Cuartoscuro


Como estamos seguros que usted en su carácter de amarguetas que nunca valora los esfuerzos de nuestra clase gobernantes no celebrará esta iniciativa, ellos se prestaron a hacerlo solitos, por lo que el líder del PRI en esa Cámara, Emilio Gamboa , festejó que aunque sea por una vez todos sus colegas, sin importar el color del partido hayan estado de acuerdo, pues cuando se trata de apretarse el cinturón, nadie como ellos.

Por eso, cuando uno ve imágenes como la de la senadora Iris Vianey Mendoza o la de su colega,Jorge Emilio González, no puede uno sino decir, “pobrecitos, cómo sufren” y escandalizarse solo porque el resentimiento social no lo deja a uno en paz al ver que uno se aprieta el cinturón por causas naturales de este mundo en que nos tocó vivir. ¿Y usted, cuándo nos pone el ejemplo?

Foto: CuartoscuroFoto: CuartoscuroMarcelo en su laberinto

Como ahorita no tiene quién le escriba, el otrora mejor alcalde del mundo anda en busca de un partido que lo valore como él merece para venderle caro su amor que a decir de sus costumbres, suele ir acompañado de lujos y comodidades. De acuerdo con el periódico El Universal, Marcelo Ebrard y su inseparable esposa Rosalinda se dieron vuelo, literalmente, viajando en aviones privados de lujo a destinos nacionales e internacionales durante la última etapa de su gobierno, por un monto total de 235 mil dólares. Lo curioso es que algunos de esos viajes fueron justo cuando andaba en calidad de representante del DF, logrando el milagro de la ubicuidad, pues por poner un ejemplo, mientras él reportaba que estaba en Puerto Rico en una reunión de alcaldes, la bitácora de su jet marcaba que estaba en Las Vegas. Con razón no se dio cuenta que los trenes de la Línea 12 quedaban grandes. Seguro cuando decía estar ahí supervisando estaba en el tren rápido… pero de Shanghai.

Foto: El UniversalFoto: El UniversalLa tercera es la vencida... o la cuarta, o la quinta

Si de algunas cosas tenemos certeza es que el Partido Verde cree que genera obras maestras con sus spots difundidos en el cine; que Chabelo nos enterrará a todos; y que Andrés Manuel López Obrador será candidato a la Presidencia hasta que el cuerpo aguante. Para que de una vez no lo den por muerto, AMLO aseguró que, porque el público lo pidió, será el abanderado de Morena en 2018, lo que hace suponer que si no gana seguirá insistiendo hasta romper la marca de secuelas de Rápido y Furioso o la tanda de conciertos de Luis Miguel en el Auditorio Nacional. Es más, en vista de lo que nos marca la historia, si llega a resultar electo lo más seguro es que al sexenio siguiente se postule para sacarse él mismo de Los Pinos, porque se nota que lo que le encanta es estar en campaña. Eso sí, hay que ver la gran ventaja que tiene su reiterada candidatura: como él es austero, seguramente reciclará todo el material de propaganda y solo le cambiará el año.  Y el nombre del partido.

Foto: ReutersFoto: ReutersNo lo merece nadie

Cuando más engolosinado estaba el presidente Enrique Peña Nieto tuiteando sus felicitaciones a los ganadores mexicanos del Oscar, un balde de agua fría le cayó cuando Alejandro G. Iñarritu salió a decir que ojalá y algún día tengamos el gobierno que merecemos. Ya ni como montarse en el festejo en El Ángel. Con esa frase, el ‘preciso’ debió mandar a cancelar las reuniones que tenía previstas en Los Pinos para sacarse la foto y sostener, aunque fuera así, la estatuilla dorada. Capaz que hasta Donald Trump le entró al quite para poner en su lugar al director que solo dijo lo que todos creemos. Es decir, que somos una bola de insufribles que creemos que nadie nos merece, porque lo que es este gobierno, y algunas de sus acciones, aún sufre de paranoia al revés. Siente que todo el mundo lo quiere.

--------

Mi cuenta en Twitter
@geniomutante

Cargando...