De chile, mole y manteca

Cargarse de energía. ¿Mito o realidad?

Seguro en más de una ocasión has observado que hay personas que acuden cada 21 de marzo a las pirámides para “cargarse de energía”. Alguna vez te has preguntado si esta tradición tiene un fundamento científico el cual avale su veracidad o sí es sólo un mito. En este post se presentan las dos explicaciones de  esta creencia  popular.

Energía piramidal- Manuel José Delgado plantea en el libro “El secreto de la gran pirámide: La construcción más misteriosa del mundo” que cualquier construcción piramidal emite energía piramidal,  la cual menciona que debido a su forma, orientación y materiales de construcción, es capaz de atraer energía (incorporando además neutrinos estables) teniendo como consecuencia efectos terapéuticos, físicos y biológicos en los seres humanos.

Este mismo autor menciona que en equinoccio y solsticio, una pirámide aumenta la inclusión magnética de neutrinos libres en el centro de la pirámide, lo que permite que todo el que se encuentra cerca de ella se llene de energía.

Además el Premio Nobel de Física Giorgio Piccardi, argumentó a favor de la energía piramidal pues mencionó que “las formas geométricas a las que se encuentran sometidos los seres humanos, en este caso  las pirámides afectan nuestra energía corporal y el comportamiento en nuestra vida.

Sin embargo, existe la otra explicación que se opone de manera rotunda a creer que una pirámide emite energía y peor aún, que este referente simbólico tenga alguna influencia fisiológica en las personas.

Creencia sin fundamentos-  Alejandro Lara, investigador del Instituto de Geofísica de la UNAM, declaró al periódico El Universal, que “Acudir cada 21 de marzo a las pirámides para “cargarse de energía” es una creencia sin fundamento” pues no posee un base científica en la cual se demuestre que portar atuendos blancos y visitar zonas arqueológicas sirva para comunicarse con el cosmos o cargarse de energía.
Además, el investigador agregó que los único cambios en las pirámides en equinoccio, son los fenómenos ópticos que las culturas prehispánicas mexicanas crearon a partir de observar atentamente el cielo.

Después de leer estas dos explicaciones ¿tú qué crees? Llenarse de energía en las pirámides es un mito o es una creencia con un fundamento científico

¿Cómo te sientes después de leer este artículo?

Artículos principales

Cargando...