Mantén calma y...

Mantén calma y escoge entre pozole o sopes

Con esta batalla gastronómica culmina la trilogía de antojos mexicanos en Estados Unidos. Todo comenzó con un entremés de taco gringo, seguido por la cemita hipster como plato fuerte.

Pozole rojo.

Ahora de postre hay para elegir: pozole o sopes. ¿Por qué estos dos? Muy sencillo: cuando la periodista mexicana Ilana Sod preguntó a varios hispanos o latinos cuál era su comida favorita, la mayoría se dividió entre dos platillos prehispánicos: el potsoli y el tsopitl.

En esta improvisada pero muy natural encuesta que llevó a cabo Sod para el canal Mun2, se puede ver en un especial documental titulado ‘Hecho en América’ que habla del éxito de los hispanos o latinos en Estados Unidos, que justamente este mes está celebrando la herencia hispana: del 15 de septiembre al 15 de octubre cada año se conmemora la hispanidad, ya que ocho países de América Latina celebran su independencia y, además, la llegada de Cristóbal Colón al continente.

Sope verde.

Se nota que con el paso del tiempo, el pozole y los sopes, más que otros platillos típicos de la región, comienzan a entrar en ese espacio que invade la añoranza por la comida casera más tradicional.

Ilana Sod también hizo otras preguntas comunes a todos –más de una veintena de líderes en sus campos: artistas plásticos, diseñadores, comediantes, músicos, actores y políticos- para crear un buen mapa de la hispanidad.

Una de esas preguntas fue cuál era su fórmula de éxito. Sus métodos para triunfar. Se escucharon muchos procesos creativos diferentes, pero un par de factores se escucharon en repetidas ocasiones: disciplina e instinto.

Tener disciplina. Ese sistemático entrenamiento para desarrollar un comportamiento adecuado. Seguir esas reglas positivas repetidamente para conseguir un resultado esperado.

Confiar en tu instinto. Qué hacer según lo que te dicte tu intuición. Esa reacción natural para tomar una decisión. Eso que te late, que sientes en la panza: la pura entraña.

Interesante conclusión para definir las mismas maneras con las que un comediante logra hacerte reír o un activista consigue que defiendas tus derechos; que un músico te haga bailar o que un cocinero te provoque salivar.

¿El pozole y los sopes son productos de la disciplina o del instinto en la cocina? Pregúntenle a su mamá, sus tías o la abuela. Ya me dirán cuál es su receta para el éxito mexicano, antes de que termine este mes patrio.

Cargando...