Mantén calma y...

Mantén la calma y escucha a la Generación X

La historia se repite. Y cada generación, no importando el nombre simpático que le pongan los expertos, termina irremediablemente haciendo lo mismo que su predecesora. Prueba de ello es la Generación X que vive la clásica crisis de la mediana edad, esa que a todos nos llega al pisar ya la segunda mitad de su vida.

 A continuación, una guía para identificar a alguien de la Generación X a punto de soltarse en quejas caprichudas y dudas deprimentes. Les recomiendo que no huyan sino que los escuchen para que cuando lleguen ustedes a ese mismo estado crítico, no sean igual de ocurrentes:


  •     Tienen entre 35 y 50 años. Tienden a glorificar de manera enferma la década de los ochenta, sobre todo en lo musical. Como cada generación, “el rock de aquellas épocas es el mejor y ahora todo es una porquería”. Acá no tiene caso entrar en debate porque con la edad ya están algo sordos. O quizás algo con más alta fidelidad que un cassette daña sus tímpanos adaptados al walkman.
  •      La mayoría son padres de adolescentes porque casi todos fueron padres tardíos y por eso se les olvidó ya lo que es ser joven. Se escandalizan de Miley Cyrus y Lady Gaga, que simplemente son refritos –pero más divertidos- de Madonna y de Boy George.
  •     Aunque superaron algo más que generaciones anteriores el desdén injustificado a los hombres gay, ahora les incomoda mucho ver que el movimiento lésbico o bisexual en las mujeres crece. Es una especie de misoginia –de ambos sexos- y creencia de que las mujeres adolescentes o jóvenes deben ajustarse a ser ‘niñas bien’.
  •     Odian a la siguiente generación porque salió más ocurrente y creativa. Hace unos años se iban en contra de los emos y ahora atacan a los hipsters. Pero no son pasivos en su rencor; activamente se la pasan señalándolos y burlándose de ellos. Se convirtieron en los bullies que tanto los atemorizaba en el colegio
  •     También se volvieron muy diligentes en querer convencer a los demás de algo esotérico. Si antes era la religión el opio de los pueblos, ahora los de la Generación X son evangelizadores de la yoga, las teorías de conspiración y de cualquier cosa que les haya prometido mejorar, como “El Secreto” de Rhonda Byrne o la meditación de Osho. O ser fiel devoto de Saramago o de Jodorowsky.
  •     Finalmente son compulsivamente “deportistas”. Así, entre comillas, porque realmente tuvieron toda la adolescencia y juventud para reconocer el valor del deporte pero apenas ahora lo practican. Los más beneficiados son las marcas deportivas. Lo único que van a conseguir es en extender su miseria hasta los 100 años de edad porque de eso no hay duda: van a durar más que las generaciones anteriores dado que la medicina –y el acceso a ella- ha avanzado muchísimo.


A todos aquellos “millennials” que no se aguantan oír a los de la Generación X, les ruego paciencia. Cuando ustedes lleguen a su edad tendrán que seguir escuchándolos y soportando todas sus quejas porque serán unos ancianos endemoniadamente activos pero muy fastidiosos.

Nos vemos en el 2068 y seguimos la plática al respecto de ellos.

Cargando...

ÚLTIMOS VIDEOS