Por debajo de las piedras

La Fiera del Ajusco, los motivos de una madre

El amor de una madre hacia sus hijos es representado de distinta forma. Algunas deciden usar sus influencias para beneficiar económicamente a sus hijos, otras prefieren sobreproteger a sus descendientes, dar cariño, comprensión y confianza a sus hijos, en el caso más extremo algunas madres, asesinan a sus hijos para evitar que sufran.

Esa es la situación de Elvira Luz Cruz, nacida el año 1956, en Milpillas Michoacán, que a sus 26 años, tomó la decisión más importante de su vida: les quito la vida a sus cuatro pequeños, de seis, tres y dos años y una bebé de 2 meses de edad.

Marcada por la pobreza extrema y violencia familiar a la que se enfrentó desde pequeña, pensaba que al mudarse al Distrito Federal su vida tomaría otro rumbo, pero no tuvo ningún cambio. Con su última pareja de nombre Nicolás, invadió el predio ubicado en la colonia Bosques del Pedregal y fincaron juntos una pequeña casa construida con cartón y lámina. 

Después de tener una fuerte pelea con Nicolás, la mañana del 8 de agosto de 1982 decidió terminar con la vida de sus infantes con el argumento de evitarles el sufrimiento que vivirían al ser pobres siempre.

Portada del diario La PrensaCon un calcetín azul, con retazos de tela, fajeros para bebe y la fuerza de sus manos, estranguló a cada uno de los menores. Una vez hecho esto, se intentó quitar la vida ahorcándose con un lazo de mecate y una de sus hijas como contrapeso; pero su intento falló, porque en ese momento llegó su suegra la cual evitaría su suicidio y la denunciaría para que pagara sus culpas.

Ingresó al Centro Femenil de Readaptación Social de Tepepan Xochimilco, el 12 de agosto del mismo año, lugar en donde se enfrentaría con un juicio imparcial y lleno de irregularidades. Fue sentenciada a 23 años de prisión y en una apelación de sus abogados defensores ésta fue aumentada a 28 años. Su principal enemigo en el juzgado fue la Juez 30 de lo penal, Cristina Mora Palacios, la cual se encontraba embarazada en el momento de llevar el proceso de Elvira.

La sociedad se dividió tanto a favor como en contra de la ahora apodada como la Fiera del Ajusco. Las organizaciones de mujeres y feministas se pronunciaron a su favor acusando al sistema de llevarla a asesinar a sus hijos, por no darle una oportunidad de tener una vida digna.

Finalmente en 1993 después de más de 10 años en prisión, salió del Centro de Readaptación Femenil, tras haber cumplido con el programa de rehabilitación en el cual logró acabar los niveles básicos de educación, realizó su bachillerato, terminó su carrera como mecanógrafa y recibió un curso básico de inglés. 

Esta dramática historia basada en un hecho clásico de nota roja, inspiró al dramaturgo Víctor Hugo Rascón Banda a escribir un guion teatral titulado La Fiera del Ajusco, historia que surgiría con su visita a Elvira dentro del penal donde pagaba su condena.

Posteriormente en 1985, fue producido el documental Elvira Luz Cruz: Pena Máxima, dirigido por Dana Rotberg y Ana Diez Díaz, En 46 minutos se muestran los testimonios cercanos a Elvira Luz Cruz, y se logra ver la serie de irregularidades que se llevaron a cabo durante su proceso legal.

En ese mismo año se realizó la película Los motivos de Luz, dirigida por Felipe Cazals y protagonizada por Patricia Reyes Spíndola, producto que le presentó el caso a la sociedad nacional e internacional; está situada como la película numero 76 de las 100 mejores películas del cine mexicano.

¿Cómo te sientes después de leer este artículo?

Artículos principales

Cargando...