Aurelio Nuño, el 'supermán' del presidente Peña Nieto

El ejercicio del poder en sociedades complejas como las que hoy conocemos en el mundo, entre las que se encuentra México, implica el trabajo en equipo, la conciliación política, la construcción de nuevos equilibrios para tener oportunidad de hacer realidad la gobernanza siguiendo un plan de trabajo y todo ello promovido desde el liderazgo de quien llegó al poder por la vía electoral.

No obstante no es suficiente el poder de un solo hombre, necesita de un grupo de colaboradores para no convertirse en un hombre solo. En este espacio es en el que se ubican algunos de los que posteriormente se disputarán el poder. En el sistema político mexicano este es el ambiente en el que se forma al siguiente presidente, así ha sido por muchos años, y la única excepción ha sido la estancia del PAN en la presidencia por 12 años. Hoy no se ven en el horizonte señales que esta tendencia vaya a cambiar, por lo que corresponde al partido en el gobierno, el PRI.

Hace unos meses el presidente Enrique Peña Nieto realizó algunos ajustes en el grupo de sus colaboradores cercanos, uno de esos fue el de Aurelio Nuño Mayer, quien sustituyó a Emilio Chauyfett como secretario de Educación Pública, en un contexto lleno de tensión por la oposición que la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) ha mantenido frente a la Reforma Educativa propuesta por el Ejecutivo Federal en el marco de las reformas estructurales impulsadas en el Pacto por México.

Durante la campaña presidencial, Aurelio Nuño fue el coordinador de difusión y Mercadotecnia, de donde paso a la coordinación de Educación en la etapa de transición y posteriormente ocupó la jefatura de la Oficina de la Presidencia, con categoría de secretario de Estado.

Su nombramiento como secretario de Educación lo instaló de inmediato como posible aspirante a la candidatura presidencial como representante del PRI, del que es militante desde 2004.

Desde que llegó a la secretaria de Educación, Aurelio Nuño se ha dicado al logro de dos objetivos, el primero el combate a la oposición de la CNTE apoyando por la fuerza pública con la que en diferentes oportunidades se ha repelido su oposición al avance de la reforma educativa en su etapa de evaluación del magisterio. El segundo objetivo ha sido la promoción de la reforma educativa entre los maestros, padres de familia y estudiantes, acudiendo en diferentes entidades del país a reuniones en las escuelas en donde explica la reforma y da certidumbre a los maestros de que su participación en la evaluación no los perjudicará y si los beneficiará.

Ambos objetivos están apoyados por una intensa campaña de difusión que permite al secretario de Educación ocupar casi con frecuencia diaria, los espacios de difusión de prensa, radio y televisión en todo el país. Lo que pone en evidencia la importancia estratégica que tiene para la presidencia avanzar y consolidar las reformas estructurales entre las que destaca la Educativa por lo profundo de sus raíces sociales.

En los escasos tres meses al frente de la secretaría de Educación ha sido evidente que Aurelio Nuño cuenta para su avance con todo el apoyo del Estado. Ahora el gobierno Federal aplica la fuerza que en los años anteriores se negó a utilizar, haciendo aparecer como débiles e ineptos a los responsables de la cartera de educación, Emilio Chauyfett y de gobernación Miguel Ángel Osorio Chong. Recursos financieros, fuerza pública y medios de comunicación acompañan la actividad de Nuño.

Hace unos días, el 4 de diciembre, con gran éxito, fueron colocados en la Bolsa Mexicana de Valores, y fueron pagados por los inversionistas Certificados de Infraestructura Educativa Nacional (CIEN). Con esos recursos serán remodeladas miles de escuelas en todo el país.

El secretario Aurelio Nuño visitó la escuela primaria Rodolfo Menéndez, en el Centro Histórico y dos semanas después lo hizo acompañando al presidente Peña Nieto que en referencia a los Certificados de Infraestructura señaló: "Ya hemos levantado 8 mil 500 millones de pesos, que de inmediato se pondrán al servicio de una mejor infraestructura. No nos vamos a esperar a que llegue el año que entra".

Sobre la resistencia al cambio Peña Nieto dijo que no escapaba a nadie que hay resistencia a la reforma educativa y comentó que era importante romper con algo que estaba distorsionando la necesidad de tener maestros mejor calificados y preparados. “La evaluación de maestros busca que frente a los alumnos estén los docentes mejor preparados y tengan un proceso de actualización constante y permanente. La reforma educativa no está diseñada para afectarlos, sino para que tengan mayores oportunidades.”

La dinámica actividad política y la proyección que en tan breve tiempo ha logrado Aurelio Nuño, lo perfila como un aspirante con posibilidades reales para llegar a la candidatura del PRI a la presidencia. Desde luego que faltan más de dos años para que inicie ese proceso y en este tiempo se podría repetir la historia del precandidato Mario Delgado, hoy senador, que no logró crecer desde la secretaria de educación del Distrito Federal y ganó Miguel Mancera.

El secretario Nuño tiene todo para llegar al final del camino. Lo más importante es el apoyo del presidente y todo indica que cuenta con él.

Te puede interesar:


Cargando...