Retazos

¡Qué sería de nuestra vida sin 'El Basta'!

Imagínense este escenario; un viernes lluvioso, nada qué ver en la TV ¡ni en Netflix! Y ya con la plática agotada cuando mi novio, nos dice: ¿por qué no jugamos Basta? ¡Qué qué! Pero si tenemos 30 años, le contesté. A mi hermana no le pareció mala idea, pues la verdad no podíamos estar más aburridos.
Así que nos dispusimos a tomar un cuaderno, arrancar tres hojas, buscar unas plumas y comenzar a jugar. Esa noche, sin querer, nos divertimos como enanos. Pero, ¿cómo es que una cosa tan simple puede ser tan entretenida?

Me puse a investigar y hasta ahora no se conoce el origen de este juego, lo que pude comprobar es que tiene muchos otros nombres; Tutti frutti, ¡Mercadito!, Bachillerato, Pi, Auto pencil, Stop, Lápiz quieto, Alto el fuego o Ensalada rusa.

La planilla básica para jugarlo o por lo menos la más popular debe llevar: nombre, apellido, cosa, animal, flor o fruto, ciudad o país, artista, marca y color. Pero también se puede incluir deporte, parte del cuerpo, ropa, adjetivo, verbo y hasta insulto (siempre y cuando haya puros adultos).

La dinámica del juego es bastante sencilla la cosa es que uno comience a decir el abecedario, en la mente, y que el otro simplemente lo calle para que se elija una letra con la cual comenzar a escribir en cada categoría. En cuanto el primer participante termina de llenar los espacios, inicia el clásico conteo ‘basta 1, basta2, basta3…’ que debe consensuarse previamente para saber hasta qué número llegará y si se hará rápido o lento.

Eso sí hay que estar muy abusado para que nadie siga escribiendo después del último ‘basta’ y que no cambien las palabras cuando haya empate. Ya ven que siempre hay tramposos por ahí

Es común que algunos jugadores le huyan a la ‘h’, la ‘k’, la ‘y’, la ‘w’ o la ‘z’ (yo entre esos) pero créanme llega un punto del juego en que las demás letras se agotan. Al final es mucho más divertido echar a andar la mente y descubrir que sí hay palabras para cada categoría hasta con ‘q’.

Así que si un día de estos se aburren de jugar con sus celulares, iPads, PSP´s y demás dispositos, les sugiero que jueguen ¡‘Basta’! y verán que en una de esas hasta les dan ganas de regresar a la escuela por aquello de la ortografía y las capitales de los países.

¿Cómo te sientes después de leer este artículo?

Artículos principales

Cargando...