El futuro incierto de los niños mexicanos

En muchos países del mundo se celebra el Día del Niño y la Niña. En México la fecha elegida es el 30 de abril. En épocas anteriores, los gobiernos solían dedicar actividades recreativas y de diversión para los pequeños todo el mes de abril.

Los que dejaron la niñez hace muchos años podrán recordar que en el Auditorio Nacional se ofrecían funciones gratuitas para los infantes, amenizadas con payasos, magos, cantantes, deportistas y demás. Algunas empresas obsequiaban sus productos, los cines dedicaban su función con películas apropiadas para este público y el acceso era gratuito. El crédito de estos festejos era otorgado a la Primera Dama en turno que impulsaba las festividades desde el Instituto Mexicano de Asistencia a la Niñez.

Desde hace algunos años se habla en el mundo de los Derechos del Niño y eso porque se reconoce que en algunos países el trato que se les otorga no es favorable, eso incluye a México, en donde muchos de ellos realizan trabajos no propios para su edad, no tienen acceso a los servicios educativos ni de salud y no pocos de ellos tienen hambre.

En el discurso de los políticos siempre está la frase referida a que los niños y niñas son el futuro y tienen razón, pero les falta agregar que no para todos ese porvenir será bueno. Estamos en el siglo XXI pero todavía tenemos que crear una sociedad más justa y equitativa para que el progreso alcance a los menores de hoy que serán los hombres y mujeres del mañana; por esa razón que se debe mantener y acrecentar la inversión social en México.

La política de bienestar social debe ser la más importante del país y por necesidad debe ser incluyente. La expansión de los derechos sociales supone la construcción de equidad, es el basamento de la sociedad que tiene como objetivo primordial la protección de las niñas y niños del país.

Es una realidad que los ambientes de mayor vulnerabilidad en nuestra sociedad se ubican en la población infantil. El compromiso con el cuidado en cada una de las etapas de desarrollo del niño debe fortalecerse, fundamentalmente entre el las personas que viven en pobreza. La inversión que se realiza a favor de las niñas y niños, está probado que alcanza altos rendimientos en beneficio de la sociedad.

Invertir en la niñez es asegurar un futuro mejor para todos y trabajar en la construcción de una estabilidad permanente, como la que hoy deseamos cuando vemos como la corrupción y la impunidad se impone en el quehacer de los negocios y la política de México. Debemos contribuir al abatimiento de la inequidad para ampliar las opciones de vida de niños y niñas, además de ampliar las oportunidades de crecimiento y bienestar social.

En el entorno actual hace falta una política nacional a favor de los pequeños para asegurar, más allá de la retórica del discurso fácil, un futuro con origen y destino cuya meta final sea el bienestar para todos, no solo para unos cuantos, no solo para los que fueron premiados con las mejores oportunidades, porque el futuro se observa difícil y la equidad y cultura del razonamiento podría disminuir sensiblemente la violencia que las tendencias sociales y políticas apuntan como retroceso a etapas de primitivismo donde lo importante era la subsistencia del más fuerte, más astuto, o más inteligente.

La herramienta más visible para construir un mejor futuro es la educación. Lo más relevante que ayudaría a elevar la calidad de la educación sería un mayor uso de computadoras y tecnología en las escuelas, mejorar el nivel de enseñanza en los idiomas, más y mejor capacitación a los maestros, optimizar el contenido de la educación y los planes de estudio y extender el horario de clases, es decir, poner en práctica la reforma educativa, con la que la mayoría de la sociedad está de acuerdo, pero se enfrenta con la resistencia de los grupos que han lucrado con el futuro de los estudiantes, al condenarlos a la mediocridad y la ignorancia.

La educación de calidad no es un tema para el futuro, es una realidad que debe construirse en el presente de la vida cotidiana de los niños y niñas que día a día acude a las aulas con la expectativa de recibir un mensaje de calidad de sus mentores para labrarse un futuro con una mejor calidad de vida.

Viene la fecha de los festejos del Día del Niño y la Niña ese evento seguramente estará saturado de risas y alegría porque es característica de esta etapa de la vida disfrutar intensamente el presente. Para los infantes, el futuro es un tiempo lejano. Los adultos saben que el tiempo corre de manera acelerada hasta que alcanza a los individuos en la realidad del presente que observa el pasado como un futuro que ya se fue sin sentir y sin sentido.

El reto hoy para todos los que tienen en su hogar un peqieño es crear acciones que brinden oportunidades para construir un mejor mañana. No hacerlo sería comprometer su futuro y con él el del país que irremediablemente van a vivir.

Debemos cambiar la realidad, sumando acciones concretas para brindar a los infantes las condiciones materiales para mejorar sus niveles de aprovechamiento. Tenemos que hacerlo de manera sostenida para no comprometer su futuro y el del país. Nuestros niños y niñas tienen que ser como los mejores en otras naciones. Lo que dejemos de hacer por la niñez será muy costoso para el porvenir de la Nación. Felicidades a los niños de ayer y hoy.

 

Cargando...

  • 11 fotos de adolescentes que asustarían a cualquier padre
    Ver presentación
    11 fotos de adolescentes que asustarían a cualquier padre


    Que las redes sociales se han convertido en un peligro para cualquiera es más que evidente, pero que muchos adolescentes inconscientes deciden publicar fotos que les pueden meter en un lío es una tendencia que cada día sigue creciendo. Estas son algunas de las imágenes por las que cualquier padre se llevaría las manos a la cabeza.

  • El tenebroso culto al 'Hombre Delgado' que se vuelve peligroso o morta …
    Ver presentación
    El tenebroso culto al 'Hombre Delgado' que se vuelve peligroso o morta …

    Nació como un juego de rol, pero jugado por las personas equivocadas puede resultar mortal. Al menos eso sucedió en un suburbio de Milwakee, en el estado de Wisconsin, cuando dos preadolescentes de 12 años estuvieron a punto de cometer el terrible asesinato de una amiga.


    Morgan Geyser y Anissa Weier enfrentan cargos en una corte de adultos y podrían ser encarceladas por 65 años: planificaron el asesinato durante meses, según confesó una de ellas. Los investigadores centran la causa del intento de homicidio en la devoción de las menores por el Hombre Delgado o Slender Man, un juego de rol que surgió en 2009 y que tiene atrapados a millones de adolescentes alrededor del mundo.

    Las chicas explicaron a las autoridades que creían en el Slender Man y que querían ofrecer a su amiga en sacrificio. Geyser y Weier contaron a los investigadores que pretendían convertirse en "apoderadas" del "Hombre Delgado", quien requiere cometer un crimen para serlo.

    Tras el crimen las dos chicas tenían pensado encontrarse con esta criatura en la vivienda que la leyenda dice que tiene cerca de donde apuñalaron a su amiga, quien se encuentra internada y en grave estado.
    El "Hombre Delgado" es una figura ficticia de internet que surgió y se expandió a partir de un concurso de edición de fotografías en 2009. Esa imagen se viralizó de inmediato y comenzaron a elaborarse terroríficas historias en torno al "Slender Man", que también se viralizaron y generaron millones de fanáticos.

  • Se operó 10 veces para verse como un coreano
    Ver presentación
    Se operó 10 veces para verse como un coreano

    Un joven brasileño, de 25 años, experimentó una espectacular transformación. De tener cabello rubio y ojos celestes, pasó a verse como un verdadero asiático. Para ello, necesitó más de diez operaciones, para las que gastó más de tres mil dólares. Xiahn se volvió fanático de las series dramáticas coreanas durante un intercambio en ese país asiático.

    Después de un año en la Universidad Dongseo, de Corea del Sur, decidió que quería tener ojos rasgados y cabello oscuro, según consigna The Daily Mail. "Coloqué mis dedos en mis ojos y tiré. Esa era la manera en la que quería que se vieran", contó el joven brasileño al periódico Zero Hora. Y agregó: "Ahora creo que estoy como quiero, sólo falta esperar que baje la inflamación para llegar al resultado final".


    "No tenía miedo de que algo saliera mal, sino de que quedase con la cicatrización en el ojo, pero todo resultó bien. Mi visión está perfecta", aseguró Xiahn, cuyo verdadero nombre es Max. Además de las cirugías realizadas para dar forma a sus ojos, el joven brasileño utiliza lentes de contacto oscuros y se tiñe el cabello de color negro. "Independientemente de la religión que la persona tenga, ya sea que creas o no en vidas pasadas, sólo tienes esta vida, tienes que llegar a ser lo que quieras", publicó Xiahn a través de su cuenta personal de Facebook, ante las críticas recibidas por su transformación.
    "Para mí es normal cambiar de apariencia", concluyó.