El puente del clérigo

Versión de: Nélida Galván Macías, cronista de la ciudad de México

Durante la época de la Colonia muchas de las calles, callejones y puentes de la Nueva España adquirieron sus nombres por los sucesos que ahí acontecieron como “El puente del clérigo”, hoy conocido como la séptima calle de Allende.

En ese lugar pero en 1649 vivía, Don Juan de Nava un sacerdote, quien cuidaba a su sobrina Margarita Jauregui, ya en edad núbil. A la joven le encantaban las fiestas y justo el día de la virgen del Rosario conoció a Duarte Zarraza un caballero portugués, de inmediato el joven se enamoró perdidamente de ella y la cortejó durante meses hasta volverse su novio.

Al enterarse del romance el sacerdote Juan investigó la vida de caballero portugués y descubrió que había huido de su país por tener deudas, que le gustaba apostar, además que había estado casado en dos ocasiones y a sus esposas las dejó en la ruina.

Pronto el clérigo le ordenó a su sobrina no ver más a su novio sin explicarle razón alguna, pero ella hizo caso omiso y se dispuso tener un romance furtivo. El sacerdote Juan también le prohibió al caballero acercarse a una distancia menor al puente que estaba frente a su casa.

Como el sacerdote se opuso de manera rotunda al romance, Don Duarte tuvo deseos de matarlo, pero el miedo de ir a la cárcel logró que ideara un plan para escapar con su amada a Puebla donde se casarían.

Al expresarle sus deseos a Margarita ella se negó a escapar, pues le atormentaba la tristeza de dejar a su tío solo. Tan pronto las palabras salieron de su boca el portugués comprendió que asesinar al clérigo era la única salida. Por eso al día siguiente esperó paciente la llegada del sacerdote después de la última misa.

Iracundo llegó al puente, y cuándo vio al sacerdote cruzando, sacó de su bolsillo una navaja y se la clavó en la cabeza, aquel cayó muerto y tiró sus restos al agua.

Para que nadie lo culpará del asesinato fue a reunirse con su novia al día siguiente como era habitual pero cuando cruzó la mitad del puente, volteó y vio a un hombre con la misma vestimenta que el clérigo a unos pocos pasos, el portugués apresuró su andar pero no bastó porque pronto el cuerpo de Don Juan de Nava saltó sobre él y lo estranguló. A la mañana siguiente el cuerpo de Duarte Zarraza amaneció al lado del cuerpo del sacerdote que aún tenía la navaja hundida en el cráneo. Desde ese día se le nombró a ese lugar “El puente de clérigo”.

 

Cargando...

  • Gadhimai Mela, el festival en el que se sacrifican miles de animales ( …
    Ver presentación
    Gadhimai Mela, el festival en el que se sacrifican miles de animales ( …


    Se celebra cada cinco años y en él se produce una auténtica matanza. Búfalos, cabras y aves son sacrificados en un ritual que tiene como objetivo hacerle una ofrenda a Gadhimai, la diosa del poder. Hablamos de Gadhimai Mela, un festival hindú celebrado en Nepal en el que espada en mano miles de animales mueren. Pese a que los activistas han intentando evitarlo en más de una ocasión, este año se ha vuelto a celebrar, tal y como dicta la tradición.

  • (FOTOS) Así se preparan los japoneses para la muerte
    Ver presentación
    (FOTOS) Así se preparan los japoneses para la muerte


    Cualquiera que se haya informado un poco sobre Japón sabe que ese país se entiende a partir de, entre muchos otros, tres factores innegables. Uno es su altísima densidad de población: con más de 330 habitantes por kilómetro cuadrado como media nacional, en algunas zonas se supera la cuota de las decenas de miles, con los problemas de espacio que esto supone. Otro es la increíble sofisticación tecnológica, con robots en absolutamente todos los ámbitos de la vida cotidiana. Y el tercero, que puede parecer contradictorio, es su extraordinario apego a sus tradiciones y cosumbres ancestrales.

    Todas estos matices se combinan cuando hablamos del ámbito funerario. La despedida a los difuntos es fundamental en la cultura japonesa, lo que hace que la materia no se delegue en los familiares, sino que sean los propios interesados, cuando todavía están vivos, quienes lo dejen todo preparado. La falta de sitio y los avances técnicos hacen que este sector, uno de los más pujantes debido al envejecimiento de la población, se plantee de una manera que resulta muy extraña a la mentalidad occidental.

  • Las formas más comunes de morir en México
    Ver presentación
    Las formas más comunes de morir en México

    Humor en cuadritos