Experta sugiere reflexión ante pérdida reciente de la madre

México, 8 May. (Notimex).- La celebración del Día de las Madres puede ser sumamente difícil para quienes sufrieron la pérdida de su figura materna en meses o años recientes, por lo que la persona debe darse un tiempo para sí misma, señaló la tanatóloga Eréndira Aréchiga.

“El primer año sin nuestra madre siempre será el más difícil, pues es cuando pasaremos por nuestro primer cumpleaños sin ella, además de que nos tocará experimentar la primera Navidad, su primer aniversario luctuoso y el primer Día de las Madres sin su presencia”, dijo en un comunicado.

Aunque es imposible alejarse de todo contacto humano durante los días anteriores al 10 de mayo y en la fecha misma, es importante que el sujeto aparte un tiempo para sí, expuso la también instructora del Taller de Tanatología: Pérdidas y Duelos, impartido por la Dirección de Educación Continua de la Universidad Iberoamericana.

“Es necesario darnos un tiempo de soledad para interiorizar y recordar a nuestra madre de forma muy privada, pues ella fue nuestro vínculo primario”, señaló la especialista, quien recomendó un ritual de agradecimiento como forma de hacer más llevadero el 10 de mayo.

“Cuando festejamos a nuestra madre en vida, buscamos regalarle flores, invitarla a comer o manifestarle nuestro amor con algo físico, tangible. Por ello, al ya no contar con su presencia, es recomendable hacerle un homenaje en agradecimiento por lo recibido en vida.

“Entre los rituales que pueden permitirnos elaborar nuestro duelo se encuentra la escritura de una carta en la que se exprese a la madre todo lo que el hijo o hija recibió de ella, por ejemplo”, expresó.

Tras una muerte, las personas suelen reprimir sus emociones, lo que puede atrasar su proceso de recuperación emocional. “Una pérdida siempre va a doler, porque no se puede evitar, pero es diferente cuando se conoce el camino a recorrer”, dijo.

Por ello, Aréchiga Silva recomendó que las personas que atraviesan por algún tipo de pérdida busquen prepararse para vivir adecuadamente las etapas del duelo, que son depresión, enojo, negociación, negación y aceptación, ya que no suceden en un orden determinado.

Dirigido al público en general, el Taller de Tanatología: Pérdidas y Duelos permite sensibilizar, comprender, reconocer y manejar las emociones que se viven durante pérdidas importantes, tales como la muerte o el divorcio, mediante el empleo de distintas técnicas que permiten identificar y comprender los estados de ánimo.

NTX/BCG/YSL

Cargando...