Los niños indígenas también merecen ser felices

El Día del Niño o Día Universal del Niño y Niña es una fecha dedicada a la infancia y destinada a actividades para la promoción del bienestar y de los derechos de los niños del mundo. En 1954, la Asamblea General de las Naciones Unidas recomendó que se instituyera en todos los países un Día Universal del Niño y sugirió a los gobiernos que lo celebraran, en la fecha que estimaran conveniente.

En México, el festejo se estableció para el 30 de abril desde 1924, siendo presidente de la República el general Álvaro Obregón y secretario de Educación Pública el licenciado José Vasconcelos. A partir de entonces, cada año se les festeja tanto en casa como en instituciones públicas y privadas.

Para muchos no es fácil ser niño, niña y adolescente en México. Según un estudio reciente del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y realizado con el apoyo del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), más de la mitad de los niños y adolescentes vive en la pobreza. “El 53.8 por ciento de los mexicanos de 0 a 17 años, más de 21 millones, vive algún tipo de pobreza, y el 12.8% sufre de pobreza extrema.”

“En el caso de los niños y adolescentes indígenas, la pobreza se eleva a 76.2%, y la pobreza extrema a 33.1%. El informe revela que uno de cada 3 menores en el país no tiene acceso a la alimentación ni a servicios de salud, y uno de cada 10 se encuentra en rezago educativo.” Para más detalles, consulte el reporte "Pobreza y Derechos Sociales de Niñas, Niños y Adolescentes en México".

Estos antecedentes y datos son el marco en el que deben interpretarse los hechos protagonizados por un grupo de niños y niñas indígenas Triquis del estado de Oaxaca que contra las adversidades que la sociedad les ha planteado, se levantaron con su disciplina, esfuerzo y valores culturales para triunfar frente al mundo por medio del deporte, del Basquetbol, guiados por la sabiduría y vocación de su maestro y entrenador.

El año pasado, ganaron el torneo nacional indígena de basquetbol en Nuevo León. Los niños de la etnia triqui son conocidos en Oaxaca como los “Pequeños gigantes de pies descalzos” y son ejemplo de humildad y coraje para triunfar. Entrenan tres horas por día, deben tener un promedio escolar de 8.5, estar en forma físicamente, hablar su lengua materna y ayudar en las tareas del hogar.

Los niños y niñas Triquis, con edades de 9 a 12 años, que cursan del cuarto al sexto grado de primaria, fueron a competir en Miami, Florida. Su primer triunfo fue obtener el permiso para jugar descalzos en las pulidas duelas que en nada se asemejan al agreste terreno de sus comunidades indígenas. Los más pequeños de cuarto grado, perdieron el partido frente a sus competidores de LA Heat 22-18, y su oportunidad de seguir compitiendo. Los mayores de sexto grado ganaron 36 a 34 al equipo de Atlanta.

Los niños Triquis de las montañas de Oaxaca, saltaron de la marginación a la fama mundial al obtener importantes lugares en torneos de baloncesto como el campeonato del IV Festival Mundial de mini-baloncesto en Argentina. Demostraron que los sueños se pueden alcanzar cuando se quiere, ahí radica la importancia de su mensaje, su personalidad y su forma de jugar hasta conseguir el objetivo.

Fueron recibidos en Los Pinos por el presidente Enrique Peña Nieto, junto a medallistas olímpicos y mundiales, así como autoridades del deporte. Fuera de protocolo, Peña Nieto reconoció su talento, éxito y ganas de salir adelante, les aconsejó no presionarse ni tener miedo al éxito.  

El pleno de la Cámara de Diputados celebró el triunfo de los pequeños basquetbolistas triquis  con un minuto de aplausos durante una de sus  sesiones. El diputado Gerardo Francisco Liceaga, del PRI, dijo que se reconocía a "jovencitos de muy escasos recursos a quienes nadie hace absolutamente publicidad ni caso". El diputado del PRD, Carlos de Jesús Alejandro, consideró que el reconocimiento no es suficiente y deben destinarse mayores recursos y apoyos para la niñez y el deporte en zonas de extrema pobreza.

La selección de basquetbol de niños triquis, del estado de Oaxaca, atrajo las miradas tanto por sus triunfos como porque algunos  suelen jugar descalzos, para ellos “es normal” al vivir en comunidades donde las familias son grandes y no tienen dinero suficiente para cubrir todas sus necesidades.

Lo más importante, es recordar todos los días que los niños, niñas y adolescentes tienen derechos y que gobiernos, sociedad, familias y maestros deben hacer que se cumplan. Tienen derecho a no trabajar, a estar con sus padres, a que nadie abuse de ellos para hacer  trabajos o actos que lastimen su integridad física, emocional o social.

Tienen derecho a la libertad y a ser tratados con justicia, a jugar, tener amigos, hacer ejercicio y deporte, cantar reír y bailar. Tienen derecho a ser felices. Feliz 30 de abril para los niños y niñas de ayer y hoy por siempre.

 

Cargando...

  • 11 fotos de adolescentes que asustarían a cualquier padre
    Ver presentación
    11 fotos de adolescentes que asustarían a cualquier padre


    Que las redes sociales se han convertido en un peligro para cualquiera es más que evidente, pero que muchos adolescentes inconscientes deciden publicar fotos que les pueden meter en un lío es una tendencia que cada día sigue creciendo. Estas son algunas de las imágenes por las que cualquier padre se llevaría las manos a la cabeza.

  • El tenebroso culto al 'Hombre Delgado' que se vuelve peligroso o morta …
    Ver presentación
    El tenebroso culto al 'Hombre Delgado' que se vuelve peligroso o morta …

    Nació como un juego de rol, pero jugado por las personas equivocadas puede resultar mortal. Al menos eso sucedió en un suburbio de Milwakee, en el estado de Wisconsin, cuando dos preadolescentes de 12 años estuvieron a punto de cometer el terrible asesinato de una amiga.


    Morgan Geyser y Anissa Weier enfrentan cargos en una corte de adultos y podrían ser encarceladas por 65 años: planificaron el asesinato durante meses, según confesó una de ellas. Los investigadores centran la causa del intento de homicidio en la devoción de las menores por el Hombre Delgado o Slender Man, un juego de rol que surgió en 2009 y que tiene atrapados a millones de adolescentes alrededor del mundo.

    Las chicas explicaron a las autoridades que creían en el Slender Man y que querían ofrecer a su amiga en sacrificio. Geyser y Weier contaron a los investigadores que pretendían convertirse en "apoderadas" del "Hombre Delgado", quien requiere cometer un crimen para serlo.

    Tras el crimen las dos chicas tenían pensado encontrarse con esta criatura en la vivienda que la leyenda dice que tiene cerca de donde apuñalaron a su amiga, quien se encuentra internada y en grave estado.
    El "Hombre Delgado" es una figura ficticia de internet que surgió y se expandió a partir de un concurso de edición de fotografías en 2009. Esa imagen se viralizó de inmediato y comenzaron a elaborarse terroríficas historias en torno al "Slender Man", que también se viralizaron y generaron millones de fanáticos.

  • Se operó 10 veces para verse como un coreano
    Ver presentación
    Se operó 10 veces para verse como un coreano

    Un joven brasileño, de 25 años, experimentó una espectacular transformación. De tener cabello rubio y ojos celestes, pasó a verse como un verdadero asiático. Para ello, necesitó más de diez operaciones, para las que gastó más de tres mil dólares. Xiahn se volvió fanático de las series dramáticas coreanas durante un intercambio en ese país asiático.

    Después de un año en la Universidad Dongseo, de Corea del Sur, decidió que quería tener ojos rasgados y cabello oscuro, según consigna The Daily Mail. "Coloqué mis dedos en mis ojos y tiré. Esa era la manera en la que quería que se vieran", contó el joven brasileño al periódico Zero Hora. Y agregó: "Ahora creo que estoy como quiero, sólo falta esperar que baje la inflamación para llegar al resultado final".


    "No tenía miedo de que algo saliera mal, sino de que quedase con la cicatrización en el ojo, pero todo resultó bien. Mi visión está perfecta", aseguró Xiahn, cuyo verdadero nombre es Max. Además de las cirugías realizadas para dar forma a sus ojos, el joven brasileño utiliza lentes de contacto oscuros y se tiñe el cabello de color negro. "Independientemente de la religión que la persona tenga, ya sea que creas o no en vidas pasadas, sólo tienes esta vida, tienes que llegar a ser lo que quieras", publicó Xiahn a través de su cuenta personal de Facebook, ante las críticas recibidas por su transformación.
    "Para mí es normal cambiar de apariencia", concluyó.