Perros y nietos mantienen activas a las personas con EPOC

(Reuters Health) - Sacar a pasear al perro o pasar tiempo

con los nietos mantendrían más activos a los adultos mayores con

deterioro pulmonar, según sugiere un nuevo estudio.

La actividad física es importante para las personas con

enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y hallar

actividades que motiven a los pacientes a moverse "es clave para

personalizar las recomendaciones físicas" y planificar las

intervenciones, según publican los autores en Thorax.

Los pacientes con EPOC que hacen actividad física, aunque

sea de intensidad leve o moderada, tiene mejor pronóstico, según

dijo la autora principal, doctora Judith Garcia-Aymerich, del

Instituto de Salud Mundial de Barcelona, España.

El efecto de la actividad física "coincide, más allá de las

características de los pacientes, la geografía y los métodos

para determinar los niveles de ejercicio", opinó la

investigadora.

La EPOC es una enfermedad que dificulta la respiración y

provoca sibilancias o tos. El enfisema y la bronquitis crónica

son las complicaciones más comunes. A menudo afectan a los

fumadores y los exfumadores. La padecen 30 millones de

estadounidenses, de acuerdo con la Fundación de EPOC.

El equipo de Garcia-Aymerich analizó información de 410

pacientes con EPOC de Barcelona y otras cuatro ciudades

marítimas de Cataluña. Los participantes respondieron sobre sus

actividades diarias, estado civil y ocupación, enfermedades y

cómo la salud afecta su calidad de vida.

Los autores usaron las direcciones postales de los

participantes para saber si vivían a 15 minutos o menos a pie de

espacios verdes como parques o espacios azules, como el mar, un

lago o un río. Los participantes utilizaron un monitor de

actividad física para que los investigadores pudieran monitorear

la actividad física y su intensidad.

El 85 por ciento de los participantes era hombre y tenía 69

años, en promedio. El 9 por ciento tenía EPOC leve, el 53 por

ciento tenía EPOC moderada, el 31 por ciento tenía EPOC grave y

el 7 por ciento, muy grave.

El 12 por ciento paseaba a su perro y el 38 por ciento

cuidaba a sus nietos. La mitad vivía cerca de espacios verdes o

azules.

La semana del monitoreo reveló que los participantes hacían

actividad física unas tres horas diarias; en la mitad de los

casos, la intensidad era moderada. Los participantes que

paseaban a sus perros hacían 18 minutos más de actividad por día

que los que no lo hacían. Y los que cuidaban a sus nietos hacían

nueve minutos diarios más de actividad física que los que no

pasaban tiempo con sus nietos.

FUENTE: Thorax, online 1 de marzo del 2017.

Cargando...