Tres años tras el desastre, los surcoreanos se preparan para rescatar el ferry hundido

Por Suyeong Lee

SEÚL (Reuters) - Corea del Sur se preparaba el domingo para rescatar el ferry Sewol que se hundió hace casi tres años, en un accidente en el que murieron más de 300 personas, en un intento de llevar la nave a la superficie con la esperanza de encontrar los últimos nueve cuerpos.

El Sewol, era estructuralmente inestable, estaba sobrecargado y realizó un giro demasiado rápido lo que provocó que volcara y se hundiera durante un viaje rutinario el 16 de abril de 2014. Se encuentra a una profundidad de 44 metros, frente a la isla Jindo.

De los muertos, 250 eran adolescentes en un viaje escolar, muchos de los cuales obedecieron instrucciones de la tripulación de permanecer en sus camarotes, incluso cuando los miembros de la tripulación se escapaban del buque que se hundía.

Las familias de luto han estado pidiendo que el barco sea reflotado y una investigación más completa sobre el desastre.

"La razón principal es encontrar a los nueve cuerpos desaparecidos", dijo a Reuters un funcionario del ministerio de océanos y pesqueros, que declinó ser identificado, refiriéndose al salvamento que cuesta alrededor de 85.000 millones de wones (75 millones de dólares).

Una compañía china ha instalado 33 vigas debajo del casco, que será levantado por 66 gatos hidráulicos, dijo él y otro funcionario del ministerio.

El sistema fue probado el domingo y se esperaba que se pudiera hacer un intento de levantar la nave la próxima vez que las mareas fueran correctas, alrededor del 4-5 de abril, dijeron los funcionarios.

"Estamos esperando la marea y cuando llegue, veremos cómo es el clima y lo intentaremos", dijo el primer oficial.

"No estamos haciendo promesas, pero lo intentaremos", dijo. "Tiene que haber olas bajas durante al menos tres días".

El desastre fue una mancha en el currículum de la ex presidenta Park Geun-hye que nunca fue capaz de despejar. Fue acusada de titubear después de que un informe inicial destacara que el transbordador estaba en apuros, acusaciones que ella negó.

Su respuesta al desastre volvió a plantearse en los últimos meses después de que fuera objeto de sospechas en el curso de una investigación sobre un escándalo de corrupción que llevó a su destitución del cargo el 10 de marzo.

Un representante de un grupo familiar de víctimas dijo que los familiares tenían esperanza.

"Es difícil hablar de sentimientos porque todavía no se ha planteado, pero las familias realmente lo esperan", dijo a Reuters el representante del grupo, Jeong Seong-wook.

Cargando...